lgbtq

Créditos: Ramón Elizondo

Por Ramón Warini


AUSTIN – El viernes, el Tribunal de Distrito del Condado de Travis, en Austin, emitió una tercera orden judicial que impide que el Estado de Texas implemente una orden ejecutiva dirigida a los jóvenes trans y sus familias.

La directiva del gobernador Abbott ordenó al Departamento de Familia y Servicios de Protección (DFPS) que comenzara a investigar a los miembros de Padres, Familias, y Amigos de Lesbianas y Gays (PFLAG), un grupo de defensa que lucha por los derechos de la comunidad LGBTQ+ en Texas.

La intención era dirigirse a los padres que trabajan en estrecha colaboración con los profesionales médicos que proporcionan a sus hijos transgéneros adolescentes medicamentos para el tratamiento hormonal.

Según los expertos legales, la orden podría haber llevado a que los niños transgéneros fueran colocados en hogares del gobierno, y sus padres fácilmente habrían sido acusados como delincuentes por abuso infantil, y por seguir el consejo de sus médicos privados.

“Hoy, las familias de niños transgéneros en Texas, que son miembros de la PFLAG, encuentran refugio de la orden injusta del gobernador Abbott”, dijo Brian K. Bond, director ejecutivo de PFLAG. “PFLAG, nuestros capítulos en Texas y en todo el país son fuentes de apoyo y seguridad contra los daños del gobierno porque cada persona LGBTQ+ merece respeto, dignidad y el derecho a acceder a la atención que necesita cuando la necesita”.

Aparentemente, el gobernador Abbott y el DFPS no han seguido las órdenes emitidas por los jueces, ya que el Washington Post obtuvo un documento que indica que el DFPS continuaba con investigaciones intrusivas contra los miembros de PFLAG, incluso sacando a un estudiante transgénero de 13 años fuera de clase e interrogándolo en una de las salas de reuniones de la escuela, sobre su historial médico.

Basado a los detalles de la entrevista de casi una hora, el DFPS aplicó varias preguntas al niño, incluido el historial médico del adolescente relacionado con su diagnóstico de disforia de género y lo que parece ser un intento de suicidio en el pasado, según los registros judiciales.

Según su madre, de nombre Carol Koe, el interrogatorio "sin sentido" hizo que su hijo, Steve Koe, quedara temblando y angustiado.

“No quiero que otras familias de Texas pasen por una experiencia traumática como la nuestra”, escribió Carol. “Me preocupa que otros padres duden en buscar la atención y el apoyo que sus hijos transgéneros puedan necesitar por temor a que alguien los denuncie al DFPS si persiste la amenaza de investigaciones sin fundamento”.

El mismo apoyo para las personas transgénero provino del estratega de políticas y defensa de la ACLU de Texas, Adri Pérez, quien les dijo a los políticos que se apartaran de la vida de las personas que necesitan tratamientos médicos.

“Los líderes estatales no tienen por qué interferir con la atención vital esencial para los jóvenes transgénero”, dijo Adri. "El liderazgo estatal continúa atacando a los padres por la forma en que crían a sus hijos, y todo lo que hacen nuestros demandantes es brindar amor incondicional y apoyo a los niños de todas las identidades de género".

Andri recordó a los 1.8 millones de miembros LGBTQ que viven en Texas, según un análisis reciente del Instituto de Políticas Públicas de California (PPIC), que la ACLU nunca dejará de luchar por los derechos y la seguridad de todos los tejanos transgénero.

También animó a los padres de niños transgéneros a confiar en los médicos que tratan a los jóvenes transgéneros, de esa manera nuestra sociedad ve menos casos de suicidio.

Precisamente el suicidio, entre otras cosas, fue la preocupación que tuvo Holly Dickson, director ejecutivo de la ACLU con sede en Arkansas, ya que en un reciente reporte por el Proyecto Trevor, se estima que miembros de la comunidad LGBTQ tienen cuatro veces más probabilidad de cometer suicidio que los heterosexuales.

El mismo informe estima que casi 1.8 millones de jóvenes trans, entre 13 a 24 años de edad, han considerado seriamente suicidarse cada año en los Estados Unidos.

Holly se unió a comentar debido al reciente dictamen de la Corte de Apelaciones del Octavo Circuito, donde le prohíbe al estado de Arkansas que implemente el Acta 626, la cual prohíbe a los médicos brindar tratamientos hormonales a pacientes menores de 18 años que desean cambiar su orientación sexual.

“La Corte de Apelaciones del Octavo Circuito afirmó que a ningún niño se le debe negar la atención médica que necesita”, dijo Holly. “Estamos aliviados por la juventud transgénero, ya que las investigaciones muestran que negar atención de afirmación de género a estos jóvenes, contribuye a la depresión, el aislamiento, los trastornos alimentarios, las autolesiones y el posible suicidio".

Holly piensa que este litigio acabara en la Corte Suprema de la nación, pero ya están preparando terreno para eso. De la misma forma, aconsejó a los legisladores del estado para que ayuden a estos niños en vez de perjudicarlos psicológicamente, pues él considera que no debería haber ninguna discriminación contra ellos, y que se les deje vivir una vida llena de salud física y mental.

Por lo tanto, líderes de la ACLU alientan a cualquier persona en crisis suicida o angustia emocional a llamar a la Línea de vida de crisis y suicidio de la nación, que brinda servicio las 24 horas, los 7 días de la semana, a través de una línea directa gratuita: 9-8-8.

 

NOTICIAS SIMILARES:


 

Provisiones de inmigración en riesgo

29 DE NOVIEMBRE DE 2021

 

       

Leer esta noticia en inglés en:
Todaynews.media

lgbtq

La temperatura en Austin, TX.
Hoy es 07/12/2022
AUSTIN CLIMA